jueves, 10 de noviembre de 2011

LA CARTAPESTA

Una técnica para chicos y grandes

La Cartapesta es la técnica decorativa en la que se superponen trozos de papel y algún tipo de adhesivo al agua sobre una determinada superficie. La Cartapesta es la famosa técnica que se utiliza para fabricar máscaras durante los carnavales, superponiendo papeles con pegamento sobre un globo que luego se pincha.
Generalmente utilizamos la Cartapesta cuando buscamos unir y emparejar la superficie de un objeto, a la vez que se aumenta su resistencia. Para darte una idea, cuando se seca, la Cartapesta adquiere la dureza de un cartón piedra.

Para la Cartapesta pueden utilizarse diferentes tipos de papel: papel de periódico, papel higiénico, servilletas, etcétera. Lo importante es que no sea un papel plastificado. Además, es necesario cortar los trozos de papel con la mano para que sus bordes queden irregulares y se peguen mejor, formando una capa mucho más compacta y uniforme. Si la superficie a cubrir es grande, puedes cortar el papel en trozos medianos o grandes; pero si es pequeña, deberás cortarlos más pequeños para que se adapten mejor a la superficie.

El adhesivo que se utiliza en la Cartapesta es cualquiera al agua: engrudo casero (la mezcla de harina y agua), cola vinílica y adhesivo para papel mural.

La técnica en sí es muy sencilla: debes cubrir el objeto con el adhesivo e ir pegando trozos de papel, procurando que se encimen. Luego se coloca otra capa de adhesivo y otra capa de papel, y así sucesivamente hasta completar 3 o 4 capas, dependiendo de la dureza y resistencia que requiera el trabajo.
Sobre la Cartapesta terminada se puede pintar directamente o colocar una capa de pasta muro o enduído antes de aplicar el color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada